Cementerio Libre de Circasia

Monumento a la libertad y a la tolerancia.

Visite y conozca la historia e importancia del Cementerio Libre de Circasia, especial y emblemático, patrimonio arquitectónico y cultural de los quindianos, construido para dar sepultura, sin importar el partido político, la religión, raza, estrato social o cualquier otra característica de las personas.

Considerado único en América Latina y catalogado como un monumento a la libertad, la tolerancia y el amor, el Cementerio Libre de Circasia, fue terminado en 1.930 bajo la idea de muchas personas. Sus principales promotores fueron  don Braulio Botero Londoño (Masón Grado 33), el doctor Antonio José Restrepo, Diógenes Arrieta, Enrique Londoño, Miguel Botero (padre de don Braulio Botero quien donó el terreno inicial) y el Indio Uribe, ellos crearon un panteón, no vinculado a ninguna religión, donde sin importar las condiciones sociales, económicas y/o sociales pudieran ser sepultadas todas las personas.

La arquitectura es toda inspirada en la masonería, sus símbolos como el compás y la escuadra, y la frase “Cristo: Arquitecto del Universo”.

En el cementerio donde está prohibido que los sacerdotes  oficien misas, también se encuentra el himno a los Muertos, escrito por Antonio José Restrepo, en Ginebra, Suiza, el 2 de noviembre de 1932., y un mural en madera, que significa, amor y libertad.

Por su historia, arquitectura y características, el Cementerio Libre de Circasia, se convierte en un sitio ideal para visitar y rendirle tributo a la memoria,  la libertad y el amor.

Dirección: Circasia – Quindío.