Disponibilidad

Lo sentimos, en el momento no hay habitaciones disponibles en este alojamiento

General

Paisaje, comodidad y descanso se mezclan perfectamente en la Finca Hotel El Rancho de Salento ubicada a 2.5 km del municipio padre del Quindío en la vereda Boquia.

La casa que mantiene la arquitectura de la colonización antioqueña, su decoración y amplios jardines ofrece un ambiente de naturaleza y vegetación rodeado por una variedad de especies nativas, flores y árboles autóctonos.

7 confortables habitaciones con capacidad para 28 personas y 9 cabañas para Glamping (hospedaje en plena naturaleza) le permiten a visitantes y turistas disfrutar de la exuberante naturaleza, el trinar de los pájaros, el vuelo de las mariposas y el aire puro de las mágicas tierras quindianas.

Los huéspedes de la Finca Hotel El Rancho de Salento, pueden disfrutar adicionalmente, de paseos en cuatrimoto, cabalgatas, caminatas ecológicas y hasta tener la oportunidad de ordeñar y tomar un vaso de leche en la finca ganadera.

Cancelación / Pago por adelantado

Anticipo del 50% en la reserva, el cual deberá realizarse a través de transferencia y/o consignación bancaria.

Niños y camas extras

No se admiten niños.

Mascotas

Se aceptan mascotas.

Tarjetas de crédito aceptadas

No se aceptan tarjetas, solo pagos en efectivo y transferencias.

Hora de entrada

1:00 p.m.

Hora de salida

11:00 a.m.

Instalaciones

  • Artículos de aseo gratuitos
  • Restaurante
  • Servicio de despertador
  • Tabla de planchar
  • Traslados al aeropuerto
  • WiFi

Actividades

  • Caminatas ecológicas
  • Cabalgatas
  • Paseo al río con fiambre incluido
  • Avistamiento de aves
  • Paseo en cuatrimoto

Adicionalmente, la Finca Hotel El Rancho de Salento ofrece a los huéspedes, el servicio de información, asesoría y coordinación de transporte a los diferentes atractivos turísticos del departamento del Quindío, en especial a los que se ubican en el municipio.

Internet

Ilimitado en todas las instalaciones de la finca.

Estacionamiento

Parqueadero al aire libre incluido.

Lo sentimos, no hay opiniones aún para este alojamiento.

Salento

SalentoSalento está catalogado como una de las poblaciones más bellas, no solo del departamento, sino de toda Colombia. Y son varias las razones que confluyen para que el calificativo corresponda a una realidad que comprueban quienes la visitan, quienes regresan después de la primera vez y quienes llegaron y se quedaron para empezar una nueva

Deportes y naturaleza

Deportes y naturalezaDebido a la corta distancia desde la capital del departamento, la bicicleta es una muy buena alternativa para llegar a Salento y seguir de largo hacia las reservas naturales en inmediaciones del valle de Cocora, aquel donde más alto crece la palma de cera, el árbol nacional, y que al mismo tiempo se convierte en la entrada al Parque Nacional Natural Los Nevados. La naturaleza de esta zona se advierte al inicio de la ruta en la Autopista del Café, donde el valle del naciente río Quindío se convierte en inspirador para contemplar el paisaje y seguir hacia adelante. Muy cerca de las calles de Salento está un mirador, que al mismo tiempo es la tribuna perfecta para divisar el imponente entorno natural que enmarca al pueblo, y por cuyas características, hacen que actividades como el ciclomontañismo, las caminatas ecológicas y las cabalgatas, se conviertan en las más acertadas para el disfrute pleno del destino. Varias reservas en inmediaciones del Cocora representan los escenarios más adecuados para la contemplación de la biota y el avistamiento de aves. El cerro Morrogacho, el cañón alto del río Quindío y las reservas Acaime, Estrella de Agua, La Picota y La Montaña, son hábitats de diversas especies de fauna, varias de ellas endémicas. Aunque hay algunas ofertas de deportes extremos, la mayor aventura en las zonas paisajísticas de Salento se vive al visitarlas mediante planes que no alteren la tranquilidad del entorno.

Vida nocturna

Vida nocturnaLa diversión se concentra en la llamada calle Real, que agrupa varios restaurantes, bares, fondas y hostales que impulsan la actividad comercial de esta localidad. Allí también abren sus puertas tiendas de artesanías y postres, que en épocas de mayor afluencia de turistas extienden sus horarios de atención hasta avanzada la noche. Si el plan es degustar los platos típicos antes de un coctel, un vino caliente o un café en cualquiera de sus presentaciones, varios restaurantes se han especializados en bandeja paisa y trucha, pescado del que hay varios criaderos en la zona. En el marco del parque principal los lugares Parrilla y Vinos Juan Esteban y la fonda Los Arrieros son dos buenas opciones, sobre todo para visitantes extranjeros que suelen ir tarde a cenar. En Salento no hay discotecas, pero sitios como la fonda Camino Real son recomendables para personas amantes de la diversión y de escuchar música variada a un volumen más alto. Asimismo, el bar Danubio, por su antigüedad, es uno de los más tradicionales; donde es posible, mientras se juega una partida de billar o de cartas, beber una cerveza, un aguardiente o un café preparado en una máquina con casi una centuria de funcionamiento. Entre semana, la mayor parte de los establecimientos atienden hasta las 12:00 a.m., mientras que el sábado y los domingos antes de lunes festivo la jornada se amplía hasta las 2:00 a.m.

Cultura e historia

Cultura e historiaLo que hoy es la carrera sexta o calle Real, fue a mediados del siglo XIX el espacio donde se asentaron los colonizadores más adinerados que fundaron el que sería llamado padre de los municipios del Quindío por ser el primero en erigirse. Esa calle, como las que encierran el parque central, refleja en sus construcciones el legado de la colonización antioqueña caracterizado por la multiplicidad de colores, los balcones de chambranas con adornos de flores y los anchos aleros que tienen como fin cubrir de la lluvia los materiales orgánicos empleados en la construcción: tapia pisada y bahareque. La conservación arquitectónica se ha dado, en gran medida, porque a través de la historia no ha sido alta la migración al casco urbano de la población rural y porque los habitantes entendieron el incalculable valor de la tradición, sumando a esto el sentido de pertenencia y de respeto por la riqueza natural que envuelve al municipio y que también es una razón para que cada vez se incremente el interés de quienes desean visitar Salento. Aún la poca migración, es característica la presencia de extranjeros de distintas nacionalidades que llegaron para quedarse. Algunos de ellos han creado sus propias fuentes de empleo vinculadas al negocio del turismo, haciendo que esa mezcla multirracial contribuya al dinamismo de un lugar que siempre está en movimiento.

Leer más