Disponibilidad

  • Habitación doble con baño privado

    Desayuno incluido. No reembolsable.

    + más info
    Máx:

    Servicios de la habitación:Aire acondicionado, Artículos de aseo gratuitos, Baño privado, Caja fuerte, Calefacción, Recepción, Servicio de despertador, Teléfono, TV, WiFi

    Stylish and individually designed room featuring a satellite TV, mini bar and a 24-hour room service menu.

    Tamaño de la cama:Queen Size

    Tamaño de la habitación:15 m2

General

Contando con su propia reserva natural, la Finca Hotel La Moraleja ofrece comodidad, tranquilidad e interacción con el medio ambiente.

Bajo la implementación de políticas de auto-sostenibilidad, protección y cuidado del medio natural las 38 habitaciones de la Finca Hotel La Moraleja, han sido decoradas con elementos extraídos del entorno de la finca caracterizado por la riqueza paisajística y la diversificación de la fauna y la flora.

La finca que mantiene la arquitectura de la colonización antioqueña es atendida por comunidades campesinas de la región y cuenta con sendero ecológico rodeados por árboles frutales, nacimientos de agua, especies nativas; restaurante, piscina, jacuzzi, cancha de futbol, juegos infantiles y de mesa.

Cancelación / Pago por adelantado

 

Anticipo del 50% en la reserva, el cual deberá realizarse a través de transferencia y/o consignación bancaria.

 

 

Niños y camas extras

Niños cuyas medidas no superen los 90 cm de altura se hospedan gratis.

Mascotas

Se admiten mascotas.

Tarjetas de crédito aceptadas

Se aceptan todas las tarjetas.

 

Hora de entrada

3:00 p.m

Hora de salida

1:00 p.m.

Instalaciones

  • Bar
  • Lavandería
  • Minibar
  • Piscina al aire libre
  • Restaurante
  • Servicio de despertador
  • Traslados al aeropuerto

Actividades

Adicionalmente, a la comodidad, el desarrollo y celebración de eventos sociales y/o empresariales y su interacción con el medio natural, la Finca Hotel La Moraleja ofrece a turistas y visitante los servicios de información, asesoría, transporte y/o venta de pases a los diferentes atractivos y prácticas de la región como lo son: el parapentismo, el torrentismo, los paseos a caballo, las visitas a los parques temáticos, Salento y el Valle de Cócora, entre otros.

Internet

WiFi ilimitado en todas las instalaciones del hotel.

 

Estacionamiento

Parqueadero incluido al aire libre.

Lo sentimos, no hay opiniones aún para este alojamiento.

Calarcá

CalarcáCalarcá es el segundo municipio del departamento y el más cercano a Armenia, también, el primero que encuentra el viajero al llegar a tierra cafetera desde el departamento del Tolima. Se localiza al costado occidente de la cordillera Central, en un territorio ondulado, donde la altura sobre el nivel del mar de toda su área

Deportes y naturaleza

Deportes y naturalezaEl Ecoparque Peñas Blancas, el río Barragán, el Jardín Botánico del Quindío, el cerro El Castillo y el Rancho California son los principales lugares de Calarcá, para pasar el tiempo en parajes naturales practicando diversas disciplinas deportivas o aprendiendo sobre la riqueza ecológica que caracteriza al municipio, que justo por su variedad de climas y alturas, atesora un paisaje que persuade para internarse en él. La geografía boscosa hace posible que en el área de Calarcá corran fuentes de agua que revitalizan la región y que son aprovechadas para actividades ecoturísticas. El cerro tutelar de Peñas Blancas es referente de las actividades de naturaleza por las favorables condiciones que otorga para la práctica del senderismo, escalada en roca, rappel y espeleísmo o expedición en cuevas. De igual manera, en el Rancho California y el cercano río Barragán, se ha consolidado una completa infraestructura que predomina en los sitios de interés para los aventureros amantes de las alturas con los juegos de cuerdas altas y de las aguas vertiginosas que se recorren en botes de rafting. En otro punto de Calarcá, cerro El Castillo, el viento sopla a favor para volar en parapente. Y si de aprender sobre naturaleza se trata, el Jardín Botánico del Quindío y el mariposario que allí se aloja, hacen que su visita sea inevitable. Son quince hectáreas llenas de bosques, flores, palmas y mariposas.

Vida nocturna

Vida nocturnaTres, o mejor, cuatro planes se identifican con claridad para pasar la noche: los restaurantes, la rumba, los bares de música de antaño y las barras de café. Por cualquiera que se decida el visitante, encontrará una buena alternativa. Los pequeños centros comerciales son especializados en comidas rápidas típicas de la zona y en recetas importadas como la pizza italiana y los tacos mexicanos, mientras que el restaurante Pollo a la Carreta, en la vía al Valle del Cauca, es el recomendado para probar el original plato que le da el nombre al negocio. También, sobre la salida al departamento del Valle, se localiza la llamada zona rosa, con una buena oferta de discotecas; en tanto que los bares en los que suenan todo el tiempo melodías populares o música de cantina, como es nombrada en esta tierra cafetera, están en el corazón del municipio, en el marco de la plaza de Bolívar o en las calles adyacentes. El Ponchazo, La Chapolera y El Tonel, son algunos de los puntos de encuentro. En cuestiones de café, y de toda la variedad como se puede consumir, el Café Milán y El Café de Carlos son dos buenas elecciones, pues del producto hacen refrescantes bebidas y deliciosas comidas.

Cultura e historia

Cultura e historiaEl nombre de la población, fundada en 1886, según los registros históricos, proviene del cacique Calarcá, un valiente guerrero de la tribu pijao que ocupaba esta zona del departamento en los tiempos prehispánicos. Del valiente indio se dicen dos cosas muy importantes: que durante mucho tiempo luchó con estoicismo para evitar la conquista española y evitar la expulsión de su pueblo, y que sus restos se encuentran en algún punto del cerro Peñas Blancas. Por esta razón, el paraje natural también tiene una connotación mística. Los valores y características de los calarqueños no difieren mucho de los demás pobladores del departamento. Son personas que aprecian su tierra, que se sienten orgullosas de ella y que la cuidan con especial dedicación. Prueba de estas virtudes también es el conjunto arquitectónico de casas conservadas y que hacen parte de un circuito turístico recomendado por las autoridades del municipio. Pero es junio, durante la celebración de la Fiesta Nacional del Café, la mejor ocasión para conocer a plenitud el acervo y la tradición de un lugar que parece nunca dormir y estar en permanente estado de creación.

Leer más